La clave del bienestar

 Salud intestinal, clave del bienestar: ¿cómo conseguirlo?


El microbioma intestinal se compone de billones de bacterias que literalmente afectan todo en tu cuerpo, desde la hinchazón, la salud de la piel, los niveles de energía, el deseo sexual y el equilibrio hormonal. Por lo tanto, debemos conocer un poco mejor nuestras tripas para mejorar nuestra salud intestinal.

El intestino tiene su propio sistema nervioso llamado sistema nervioso entérico (ENS), y su objetivo principal es regular la digestión; también tiene una fuerte conexión con el cerebro. ¿Sabías que el 70% de su sistema inmunológico se encuentra en tu intestino?  El intestino es increíblemente sensible a su entorno, por lo que qué y cómo come, la ingesta de medicamentos, los niveles de estrés, la cantidad de alcohol que bebes y las alergias alimentarias en general pueden provocar hinchazón de la barriga y una mala salud intestinal.

La alimentación es uno de los elementos más notables que repercute en la buena salud del intestino. Un problema intestinal puede depender de una intolerancia alimenticia. Esto es fácil de entender en el lactante en su proceso de maduración para adaptarse a otros alimentos que no sean la leche materna, pero también puede suceder en el adulto si en su adaptación al entorno hay alimentos o situaciones que no tolera. Algunos de estos alimentos incluyen: ajo, frijoles, carne, azúcar, gluten y productos lácteos. Si la hinchazón le molesta, es aconsejable probar y probar la eliminación de algunos de estos alimentos de su dieta y tomar nota si esto hace una diferencia en cómo se siente.  

1. Agregue probióticos  
Los probióticos son bacterias y levaduras "buenas" vivas que mantienen su sistema digestivo equilibrado y su cuerpo funcionando correctamente. Hay alimentos ricos en probióticos como chucrut o kimchi, hasta bebidas fermentadas como kéfir y kombucha.  La regla general es que los probióticos deben tomarse 10 minutos antes de desayunar por la mañana para ayudar al intestino durante el día.

2. Las dietas ricas en fibra
Los alimentos con alta cantidad de fibra son la manzana, los arándanos, las lentejas, y las judías pueden reducir el crecimiento de bacterias perjudiciales para el intestino y, por el contrario, estimular el crecimiento de microorganismos que cuidan la salud intestinal, como las bifidobacterias, lactobacillus y otras especies saludables llamadas bacteroidetes.

3. Beba mucho agua e infusiones
La infusion de limón + jengibre alivia la hinchazón si sufre de reflujo.
El jengibre es conocido en Ayurveda como el 'remedio universal' debido a sus muchos beneficios para el cuerpo. Nuestros cuerpos necesitan agua para la salud de la piel, la inmunidad y la energía, pero también para impulsar las cosas a través de la digestión. Se recomiendan  debemos beber a primera hora de la mañana, es cuando los mecanismos de drenaje están más activos y así potenciamos la eliminación de líquidos. 8 vasos de agua al día. Si no le gusta el sabor del agua, agregue una rodaja de jengibre, limón o pepino y recuerde que cuanto más mineral sea el agua, mejor será.

4. El método CLEAN para el intestino

En El método CLEAN para el intestino, el autor -éxito en ventas del New York Times Alejandro Junger- nos brinda el programa más avanzado para eliminar desde los más pequeños hasta los más grandes problemas de salud: exceso de peso, dolor crónico, alergias, enfermedades del corazón, inflamación, desórdenes del sistema inmunológico y depresión.

Ayunar de vez en cuando es una buena práctica. En el ayuno solo se ingieren agua, infusiones, caldo vegetal y zumos naturales. Como no se come nada sólido, el sistema digestivo se reorganiza y las toxinas, preparadas en el hígado para ser expulsadas, se evacuan a través de la mucosa intestinal, los pulmones, la piel y los riñones. La mucosa intestinal se desprende de sus incrustaciones e impurezas; poco a poco vuelve a participar ella misma en el proceso desintoxicador.

5. Nutre con el colágeno
El colágeno es rico en glicina y glutamina, que son 2 aminoácidos que son beneficiosos para promover la digestión y mantener una barrera intestinal saludable. El caldo de huesos es una excelente fuente para ayudar a curar el revestimiento de nuestro tracto gastrointestinal y reducir la inflamación. También contiene altas cantidades de minerales como calcio, magnesio y fósforo.

6. Ejercicio diario
Solo 15 minutos con bob aumentará el ritmo cardíaco, lo que ayudará a la sangre del aparato digestivo a moverse y activar las hormonas que regulan la digestión. La clave consiste en practicar ejercicio a diario con bob y mejorar la función del intestino. El yoga también es beneficioso para el tránsito intestinal. Lo más importante es que los ejercicios se realicen con lentitud.

 

               Autora Leila Antakly 

quiero que lo sepas todo

Smoothie de Papaya

Smoothie de Papaya

Lo que quieres ver en tu nevera

Lo que quieres ver en tu nevera

Comentarios

Sé el primero en comentar.